top of page
Buscar

SERIES: Your Self at The Bar

La comunidad de The Bar comparte historias de sus viajes hacia el amor propio a través del cuidado personal.


Esta serie fue creada como una forma de compartir las historias que tengo el privilegio de escuchar día tras día. Las historias de confianza, las historias de movimientos audaces, las victorias, el crecimiento, la alegría y, lo que es más importante, el desarrollo diario del amor propio.


La segunda entrada viene de una clienta que ha estado viniendo a mí negocio desde que comencé en una pequeña habitación lateral en mi apartamento. Nuestra relación se convirtió en una amistad, ya que sobrevivimos todos los cambios que el mundo nos ha traído en los últimos años. El tema que siempre permaneció fue el compromiso eterno de amar a su piel a través de todos sus cambios. ¿Quién iba a saber que eso se convertiría en un concepto integral de amor y aceptación de uno mismo?

"Nunca en un millón de años había imaginado sentirme lo suficientemente cómoda en mi piel como para tomarme una selfie e irme. Siempre fue un constante de borrar, borrar, borrar porque no podía ver más allá de las imperfecciones o las cicatrices. Poco sabía que esa reunión con Bren cuando reserve mi cita en The Bar en marzo de 2019, cambiaría todo lo que creía saber sobre el cuidado de la piel, pero lo más importante, mi visión de la belleza.


Después de ese facial, nada fue igual. Estaba investigando productos y sus ingredientes. Me apegaba a una rutina a través de la guía de Bren. Era tan fácil confiar en ella. Pasé por todo con ella a mi lado. A medida que paso el tiempo y llego el COVID, tenía miedo de que todo nuestro arduo trabajo se desperdiciara. Pero como de costumbre, Bren sabía exactamente cómo continuar apoyando a sus clientes leales y encontramos formas de mantener el brillo.


Avancemos un poco hasta finales del 2020 cuando decidí probar el tratamiento con enzimas DMK, o como lo llamé, el "facial del Guapo Calamardo". Ese tratamiento valió la pena y solidificó aún más que The Bar era el lugar para mí. No solo por el cuidado de mi piel, sino también porque finalmente había aprendido a apreciar el amor y el cuidado que había puesto en mi piel desde que conocí a Bren.


Realmente no tengo suficientes palabras como decir, pero de verdad, estoy muy agradecida por The Bar, y muy agradecida por lo que Bren ha hecho por mi valor personal.


Gracias por demostrarme que yo soy la ESTRELLA de mis selfies y no mis granitos".


¿Tienes una historia de amor propio que quieras compartir?

¡Nos encantaría presentarte a continuación! Simplemente haga clic en el botón de abajo para enviar.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page